martes, 21 de diciembre de 2010

Barco del desierto!

No puedo sacarte de mi mente, estas ahí, llegaste, te arraigaste y no te iras... y ... bueno.... como si quisiera que te fueras en primer lugar.

Un barco en medio del desierto parece ser la cosa mas torpe del mundo, pero no sabes lo difícil que fue para el llegar ahí, entonces te preguntas, que lo orillaría a hacer algo como eso.

Tu porque lo harías? tu... por quien lo harías?

Yo lo se bien, ahora lo se, quien diría que desearía tanto llevar mi barco al centro de un desierto, es ilógico, pero si estuvieras aquí sabrías porque lo hago, porque en ese lugar, esta el mar mas maravilloso, un mar que desprende una luz de color azul verdoso.

No te puedo sacar de mi cabeza, de mi pecho, de mis profundos y apasionados pensamientos. llegaste, entraste, y no deseo dejarte ir, tu me haces feliz.

La foto no es mía ¬¬ :3

1 comentarios:

Mas allá dijo...

muchas veces mas vale un barco en el desierto que varado en el oceano, meciéndose sin sentido entre las olas de la nada y el todo, aunque bien
la finalidad del barco es viajar, conocer el mundo atraves del mar y varado en el desierto jamas podra volver a viajar.

esta entrada en lo particular me gusto mucho, yo me encuentro igual que tu...