domingo, 1 de junio de 2014

Decisiones, decisiones!

Imagina esto: Te despierta por la mañana el sonido me miles de gotas de lluvia golpeando sobre todo lo que llave inerte sobre la tierra... Y algún que otro incauto desprevenido, y piensas -Qué sonido mas agradable- Es ahí cuando deseas salir de la cama y observar por la ventana el espectáculo, quizá lo acompañes de un rico café.

Entonces la cama te dice -No te levantes! Soy deliciosa :D - y entiendes que debes tomar una decisión... Por que sabes que en efecto esa cama es una delicia.

Me atreví a dejar la cama, y en recompensa encontré un lindo paisaje lluvioso por la mañana. Una pequeña tormenta eléctrica, y una oportunidad de tomar una foto que en otro momento no podría haber logrado.

Estoy seguro que no todo esfuerzo tiene su recompensa, pero una recompensa sin esfuerzo en verdad no tiene ningún sabor.